Pseudomonas syringae
hover logo, scroll with mouse wheel
Agricultura cebollas papas, bajar costos del campo a la mesa
Hora oficina: 18:37
Contacto
Pseudomonas syringae
LinkExchange SearchMe Qué hacemos Quiénes somos Mapa del Sítio Siguiente Página Ditylenchus dipsaci
Del campo a la mesa, mecanación en la agricultura agricultura

Pseudomonas syringae:

Cómo detectarlo, como combatir o evitarlo y sus daños económicos si no lo evitas.

Pseudomonas syringae patovar syringae

1. Nombre común de la enfermedad y nombre científico de la especie; foto a la izquierda.

Nombre científico:Pseudomonas syringae patovar syringae (Burkholder),
Sinónimos: no hay sinónimos de este patovar (variedad patógena)
Nombres de la enfermedad:pudrición, podredumbre;
no hay nombres específicos corrientes para cada bacteria
y menos para cada patovar

2. Dispersión geográfica

Las siguientes especies de Pseudomonas se encuentran con frecuencia en cebollas: P. viridiflora, que causa la manchas alargadas en las hojas y putrefacción del bulbo, P. cepacia, que hace que la piel rugosa característica, P. alliicola (= Burkholderia gladioli pv. alliicola), que hace la piel resbalosa, P. marginalis pv. marginalis que causa pudrición blanda y P. aeruginosa, que causa la podredumbre parda interna de los bulbos. El patovar (variedad sub-subespecífica patógena de un grupo de plantas) P. syringae pv. syringae no es común en las cebollas. En general, las bacterias Pseudomonas se distinguen de las Erwinias por los síntomas que causan sus respectivas infecciones. Pseudomonas infecta atravesando las escamas externas, mientras que Erwinia ataca el centro, siempre desde el cuello hasta la base de la cebolla. Las diferentes cepas de Pseudomonas se diferencian con cultivos selectivos, pruebas de ADN, síntomas de infección y por sus olores característicos.

3. Características biológicas

Hay varias bacterias (Pseudomonas y Erwinia spp.) que causan síntomas parecidos, como son la piel resbaladiza, la piel agria y la pudrición blanda. Estas enfermedades pueden entrar por las hojas de la planta en el campo y a veces no se detectan hasta que los bulbos han estado almacenados durante algún tiempo, dependiendo de cuándo se produjo la infección. En general, las enfermedades bacterianas empiezan durante períodos húmedos y cálidos, atacando tejidos dañados mecánicamente por aguaceros, por granizo o por ataques de insectos u otras plagas. Los primeros síntomas de daño foliar son daños serios a una o varias hojas.

4. Partes de la planta que son afectadas

En las cebollas, la infección entra a menudo a través del cuello, desde las escamas carnosas exteriores hacia el centro del bulbo. Las lluvias fuertes y las granizadas provocan infecciones de diferentes especies bacterianas. Otras Pseudomonas spp. que son más comunes en las cebollas que Pseudomonas syringae pv. syringae también dañan las hojas y los bulbos. Durante el almacenamiento, los bulbos pueden pudrirse del todo.

5. Periodo del ataque y de los daños

Estas bacterias sobreviven en el suelo a base de la materia orgánica (restos vegetales) que contiene. La alta humedad y el agua libre favorecen la propagación y la penetración de las bacterias. No obstante, la enfermedad propiamente dicha sólo se desarrolla a temperaturas altas, entre 25 y 30 ºC. Como hemos dicho más arriba, los daños que diversos agentes causan a la estructura física de los tejidos vegetales (gotas de lluvia muy gruesas, granizo, picaduras de insectos, golpes y rozaduras con aperos de labranza) permiten que las bacterias puedan entrar en la planta y crecer mejor en ella. Las moscas de la cebolla moscas también transmiten enfermedades bacterianas.

6. Impacto económico

Pseudomonas puede causar graves pérdidas en las cebollas.

7. Cómo descubrir esta plaga

Durante la temporada de crecimiento, las infecciones iniciales pueden ser descubiertas examinando el cuello de las cebollas, que es por donde comienzan. Si se corta un bulbo, se ven fácilmente las infecciones de Pseudomonas por su distribución característica.

8. Métodos de control

No existen tratamientos químicos ni biológicos capaces de controlar o prevenir las infecciones bacterianas, sólo las buenas prácticas agrícolas las reducen al mínimo. Durante el almacenamiento pueden aumentar los síntomas en las cebolla que ya estuvieran infectadas, pero la infección no se propaga entre los bulbos. Sin embargo, las cebollas muy infectados sí pueden manchar las sanas durante su procesamiento y envasado.
Rotar cultivos y eliminar restos vegetales reduce la población bacteriana y por tanto la gravedad de posteriores infecciones. Además conviene no regar frecuentemente con agua por gravedad . Hay alto riesgo de infección durante los aguaceros de verano, cuando las temperaturas alcanzan los 30 grados y la humedad relativa es alta. Otras variedades de Pseudomonas son más comunes en las cebollas, aunque se eliminan durante las inspecciones de calidad.

Siguiente: Ditylenchus dipsaci

Pseudomonas syringae en cebollas

Pseudomonas syringae en cebollas


Para bajar sus costos, del campo a la mesa, contáctanos:

Teléfono: +1 239 3002374

Skype: halkema
o mejor utilice nuestro:

formulario de contacto

Dirección: Finca ''San Isidro'', Volcán, Chiriqui, República de Panamá.